jueves, 11 de mayo de 2017











"Muchos niños dejan de moverse porque no se les permite 
y han aprendido a reprimir esa actividad corporal desplazándola 
en otras actitudes: violencia, morderse las uñas, necesitar ver 
mucha pantalla para no escuchar su cuerpo, comer…" 

Yvonne Laborda