miércoles, 3 de mayo de 2017











Esta es la viñeta ganadora de la votación popular del 
Concurso Internacional de Humor Gráfico Caracolero 2017. 

Y lo digo así, sin saltos de alegría ni alborozos ni bailoteos 
porque la verdad es que estoy un poco mosca: la organización 
del concurso todavía no lo ha confirmado oficialmente, y 
eso que esta noche se cumple una semana desde 
que terminó el plazo para votar. 

Sí, así estaba yo estos días, esperando y esperando esa 
confirmación oficial... hasta que al final me he dado cuenta 
de que la espera se puede prolongar unas semanas más 
y que, aunque me fastidie esperar, la cosa va de 
caracoles, por tanto... haya paciencia. 

Pero también me he dicho: Ya vale de quedarme 
aquí calladito, porque fuisteis mucha gente la que apoyó 
mi viñeta con vuestros votos, y también compartiéndolo por 
Facebook, o por WhatsApp, o por doquier... Y ya es hora 
de decirlo bien alto: 172 votos tenía mi viñeta a las 12 
de la noche del 26 de abril (hora peninsular española) 
y 170 la viñeta que quedó segunda, obra de 
un dibujante montenegrino. 

Pero... también quiero decirlo: La organización 
del concurso tuvo un error (que asumieron en privado, 
vía correos y mensajes que cruzamos el día 27, pero que 
no han rectificado en público hasta la fecha): No cerró la 
opción de votar cuando debió hacerlo (las bases del concurso 
lo dicen bien claro: el plazo para votar terminaba el 26 de abril) 
y siguieron llegando votos hasta 17 o 18 horas después. Total: 
que mi viñeta era la primera a las 12 de la noche del día 26 
(y continuó siéndolo ininterrumpidamente hasta 
mediodía del día 27) pero fuera de plazo 
la segunda viñeta obtuvo más 
votos que la mía. 



Me gustaría poder deciros pronto que la organización 
del concurso ha actuado honestamente y ha reconocido en 
público su metedura de pata y ha hecho oficial que mi 
viñeta ganó esa votación, mientras tanto... 

Solo puedo decir que gracias muchas por el apoyo
Ha sido grande y no me lo esperaba y, lo confieso, eso ha sido, 
con mucha diferencia, lo más bonito de esta experiencia :-) 

Y ahora, dicho lo dicho y desahogado lo desahogado
tengo previsto seguir adelante en esto de lanzarle viñetas 
al camino. Y lo haré a paso de tortuga o a paso de galgo, no lo sé, 
pero seguro que lo haré como me gusta hacer las cosas: 
a paso descubierto y... a pasio nadamente!! :-) 









[ P.D: AQUí el post de unas semanas después, donde cuento que 
finalmente se hizo oficial que esta viñeta ganó la votación popular ]